Mi pasión por volar me regaló una elección de vida

Antes de entrar en materia del por qué tengo el honor y me complace ser Representante Sindical, me gustaría compartir con ustedes uno de varios momentos inolvidables en mi vida. Fue mayo de 2004, mes en el que pude asistir a la celebración del 44° aniversario de ASSA de México, evento que me dio la oportunidad de ser testigo de la gran familia que forman sus integrantes… Un mes después, en junio de ese mismo año, aprobé mi curso inicial de Sobrecargo y me incorporé a las filas de Aeroméxico, confirmando así, el gran compañerismo que existe en los aviones, además de que no me equivoqué en mi elección de ser Sobrecargo, el mejor trabajo del mundo. 

Así mismo, noté la amplia diversidad de compañeros, diversidad que se refleja notoriamente en sus opiniones, las cuales llevan a un poderoso sentido del voto en las Asambleas celebradas en el Auditorio “13 de Mayo”, nombre alusivo  que hace alusión precisamente a la creación de nuestra ASSA de México en el año de 1960. Sin embargo, como es del conocimiento de todos, a causa de la pandemia y por aforo, se han llevado a cabo algunas Asambleas también en otras sedes.

Dicho lo anterior, ya como agremiado, despertó en mí, un interés por formar parte activa en el sindicalismo, acercándome a las diferentes áreas del sindicato, cuando tenía alguna duda sobre mis derechos y deberes en mi labor como Sobrecargo, así como asistiendo a las distintas Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias y, Juntas Particulares, en las cuales el máximo órgano de gobierno de la Asociación es la Asamblea, en la que democráticamente tomamos las mejores decisiones  para llevar el rumbo de nuestro trabajo, como del propio sindicato, decisiones que al día de hoy respaldan el trabajo fincado por esta H. Asociación.

Es así como ASSA de México lanza la convocatoria para formar parte de la Comisión de Seguridad e Higiene supervisada por la Secretaría de Previsión Social del propio sindicato, me postulo y finalmente ocupo la vacante. Comisión, donde a través de interesantes mesas de trabajo con diferentes áreas de la Empresa, se revisan políticas, procedimientos, protocolos y se identifican áreas de oportunidad, buscando que sean perfectibles para el buen desempeño del Sobrecargo en sus áreas de trabajo, así como también el análisis de riesgos de trabajo para salvaguardar la integridad con campañas de prevención de los mismos.  

Mi experiencia en dicha Comisión, me llevó a un alto grado de compromiso para con mis colegas Sobrecargos y con mi sindicato. Es entonces que decido continuar con la labor de seguir aprendiendo y sirviendo para el gremio y decido contender para la Secretaría del Tribunal de Honor y Justicia, puesto en el que fui electo gracias a la confianza de mis compañeros. 

Como Secretario del Tribunal de Honor y Justicia,  me ha permitido desarrollar un gran sentido de responsabilidad, conocimiento integral y aplicación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Ley Federal del Trabajo, Ley de Aviación Civil, reglamentación aérea y los documentos que nos rigen como Sobrecargos de cada Empresa, Contrato Colectivo de Trabajo, Reglamento Interior de Trabajo y por último pero no menos importante para el buen manejo de la Asociación, el Estatuto vigente.

Este conocimiento me ha dado la oportunidad de valorar los esfuerzos constantes de la Representación Sindical, que además de velar por las condiciones contractuales pese a las dificultades que afrontan las Empresas, busca mantener  las fuentes de trabajo. Labor que sin duda es una tarea titánica de todos, en corresponsabilidad y beneficio de nuestro gremio.

Iskra Rodríguez Romano
Secretario del Tribunal de Honor y Justicia
ASSA de México
Marzo 2022